eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
Aduana_Taylor-3569_ch

Inaugurada en 1857, proyecto del inglés Edward Taylor, la Aduana Nueva fue refuncionalizada como el Museo del Bicentenario, abriendo sus puertas el 25 de mayo de 2011.

A mediados del siglo XIX, ante el crecimiento comercial y el aumento del calado de los barcos, el puerto de La Boca resultó ser insuficiente. Ante la convocatoria de concurso, se impuso la propuesta de Edward Taylor, en 1855, para la construcción de un nuevo amarradero con aduana de control que paralelamente contara con un fácil acceso a la ciudad. La construcción fue inaugurada dos años después y conocida como la Aduana Nueva, para ser distinguida de la antigua aduana colonial. También fue conocida como Aduana de Taylor, en referencia al creador del proyecto.
Emplazada detrás del Fuerte, que fue parcialmente demolido, se convirtió en el primer edificio público, de gran volumen, que fuera construido en la Ciudad de Buenos Aires, y el primer relleno importante realizado sobre terreno ganado al Río de La Plata.
El edificio contaba con una estructura de planta y cinco pisos de alto con una torre central que poseía un faro de unos 25 metros de altura. Realizado en mampostería, revocado en un gris claro, presentaba un estilo neoclásico. La fachada curva se encontraba compuesta por un basamento de dos pisos de arquería de medio punto.
Del centro de la estructura se extendía un espigón de madera, que se insertaba 300 metros en el río, acondicionado posteriormente como muelle para pasajeros. Actualmente, la Aduana Nueva, devenida en Museo del Bicentenario, ostenta dos pilares de madera que pertenecieron a dicho muelle.

En un principio, el proyecto de Taylor se presentaba más ambicioso de lo que finalmente se materializó. Al estar asentado sobre la tosca, la parte inferior sufría los embates del río. Para evitar el deterioro de la erosión, el proyecto preveía la construcción de un muro o malecón que protegería al edificio del fuerte oleaje durante las sudestadas.
Como estas obras no se llevaron a cabo, el deterioro a causa del embate del río se materializó con el paso de los años, afectando su estructura de hierro y su muelle, que hacia el año 1894 ya se encontraba inutilizable. En ese mismo año se decidió la demolición del edificio hasta el primer piso, se rellenaron terrenos posteriores a la Casa de Gobierno, se trazó una avenida sobre el relleno del patio de maniobras, y se decidió la creación del Parque Colón, inaugurado en 1904 y diseñado por el arquitecto y paisajista Carlos Thays; éste delimitaba el semicírculo que años atrás ocupara el edificio de la Aduana. En tanto, entre 1910 y 1921 se construyó el Monumento a Colón, obra de Arnoldo Zocchi, emplazado en el lugar que tenía el faro de la Aduana.
En 1977 se pensó en poner a la vista los arcos de depósito de la aduana, el patio de maniobra. En 1983, luego de consultar 320 planos y poco más de 10 mil documentos históricos, se logró descubrir el perfil de la galería de la Real Audiencia de 124 metros de largo y 9 metros de ancho, integrado por 15 arcos de 5.8 metros de largo y dos aventanamientos.
Para llevar a cabo el emprendimiento, se suspendió para siempre el tráfico sobre la avenida Colón entre las intersecciones H. Irigoyen y Rivadavia, y se amplió el Parque Colón.En el 2009, en vísperas de los festejos del bicentenario de la Patria, se elaboró un proyecto que proponía una restauración, puesta en valor y refuncionalización de los restos de la Aduana de Taylor y fuerte de Buenos Aires, transformando el sitio en un ámbito museológico contemporáneo, que sirviera, entre otros fines, para albergar la pintura de Siqueiros Ejercicio Plástico.
Teniendo en cuenta la significación histórica y el emergente valor patrimonial del sitio, el proyecto elaborado por el Estudio B4FS, y seleccionado mediante concurso público, enarboló los principios teóricos que orientan una intervención donde el objetivo central fue el de realizar trabajos de recuperación material y simbólica del conjunto del edificio a partir de consolidar y restaurar cada uno de los componentes originales; contemplando el criterio de mínima intervención, afectando de esta manera en un grado mínimo su materialidad y sus atributos estéticos.
En este sentido, la cubierta vidriada fue pensada con la intención de conciliar la necesidad de cubrir y proteger el sitio arqueológico como tal, al mismo tiempo que pudiera conservar la luminosidad propia de un predio a cielo abierto. La vinculación espacial entre el sector de galerías abovedadas y los restos de la Aduana de Taylor fue realizada mediante la liberación de una serie de arcos que se encontraban cegados.
El sitio, declarado Monumento Histórico Nacional y Lugar Histórico, recibió trabajos de restauración y conservación con el objetivo de consolidar los pilares, arcos y bóvedas de mampostería de ladrillos, revertir el estado de humidificación en el cual se encontraba, y recuperar la superficie de la mampostería a partir de su limpieza.
La Aduana de Taylor devenida en Museo del Bicentenario, intervención mediante, junto con el área del Parque y del Centro Cultural del Bicentenario, revierten su actual situación de corredor vial en un verdadero corredor cívico-cultural.~

Texto y fotos: Leandro Arévalo
Fuente: Museo del Bicentenario – Estudio B4FS

Joomla SEF URLs by Artio
Solari_300

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalWhatsApp
+54.0221.463-5641
La Plata, Buenos Aires, Argentina

Tudor had no other choice than to bring another ultra-cool piece. And here it is, steady overall performance Movement type: top automatic mechanical movement, on the other hand, 15, pairs nicely with a vintage Ferrari 365 GT 2+2. replicawatches.ltd replicas watches Swiss-made ETA 2895-2 elaboree-grade automatic movement with 27 jewels Swissking.net.co is definitely not a website that sells watches and manages to stand up to its name. irichardmille affordwatches They dont manage to sell amazing watches and their service seems to lack a good service and great delivery for their products too. With such a high level of unprofessionalism nobody should even consider ordering a watch from this website.