eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido

Quilmes. Ubicada en un amplio terreno de un barrio privado, esta vivienda, obra de la Arq. Judith Szprycer, conjuga modernidad, líneas rectas y formas puras, y un diálogo fluido que opera en múltiples sentidos.

Decodificar las necesidades de los comitentes, interpretarlas, respetarlas y concretarlas. Ese es el compromiso que asume el Estudio de la Arq. Judith Szprycer en cada una de sus obras, y que se materializa en esta casa ubicada en un barrio privado de Quilmes.
Sobre un lote amplio de 763.18 m², se proyectaron 340 m² distribuidos en dos plantas. Un planteo geométrico, con líneas suaves, que generan un interesante juego de visuales.
En este sentido, la parcela en la que se emplaza la vivienda está volcada hacia una laguna, con la particularidad de que justo en ese punto la laguna se abre, haciendo las visuales más panorámicas que en cualquier otro sector del barrio.
La idea original del proyecto fue explotar al máximo la relación vivienda- agua. Aprovechando las infinitas visuales a la laguna que ofrece ese lote del barrio, así como el desnivel del terreno, se planteó una fachada introvertida y un contrafrente completamente abierto al exterior.


Un fuerte dominio del agua y de la naturaleza fue una de las premisas constructivas; también la posibilidad de correr los límites interior- exterior para permitir un eterno diálogo entre la vivienda y su entorno.
Teniendo el potencial del agua, sumaron la idea de un patio con unas palmeras en la contrafachada como eje central de la vivienda. Este patio con su vegetación en altura se recorre desde todas las áreas sociales y conecta visualmente la planta baja con la planta alta.
Precisamente, recorriendo la vivienda se tiene la fuerte presencia de la laguna y las palmeras. Dialogan los espacios de la vivienda con el verde y el agua En tanto, se acompañó este concepto con una piscina que contiene todo el fondo de la casa y termina por culminar esta idea de intercambio constante.
Respecto a la distribución de los ambientes, se priorizó la funcionalidad de las plantas y la jerarquización de los espacios interiores con dobles alturas y grandes espacios vidriados. El área social con estrecha relación con las áreas de uso diario (la cocina comedor, el estar, la sala de video, la galería y el quincho) y un área privada (donde se ubican los dormitorios), que si bien mantienen natural diálogo con lo social a través de un puente vidriado que los vincula espacialmente, no pierde su intimidad.
Respecto a la decoración y al mobiliario, lo contemporáneo y lo original se conjugan con colores clásicos y discretos, y el uso de la madera. Algunas muebles cobran protagonismo por su propuesta estética, con formas irregulares y diseños destacados por su impronta única.
La vivienda es fluida y dinámica; los espacios se conectan y la armonía es tangible. El diálogo es permanente y prioritario, y ofrece una forma de habitar una casa y sus ambientes, con rasgos racionales que respiran en la limpieza y la geometría de las líneas arquitectónicas con las cuales se dibuja la casa.

Fotos: Leandro Arévalo

[ INFORMACIÓN ]
Proyecto: Vivienda unifamiliar
Ubicación: Quilmes
Terreno: 763.18 m2
Superficie Cub: 340 m2 /semi- cub.: 37.75 m2

[ PROYECTO ]
Arq. Judith Szprycer
Valeria Quintans / Nadia Castro / Soledad Bersuker
Colaboradora: Camila Martínez
Olavarría 290 Quilmes. Tel. 4253-2223

Solari_300

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalWhatsApp
+54.0221.463-5641
La Plata, Buenos Aires, Argentina