eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
Casa fresno Arqs Raspall Papandrea

Austeridad formal, materiales nobles, funcionalidad e integración con el entorno dotan a esta pequeña casa de veraneo de una irrepetible claridad integral.

Cariló es un playa hermosa, con bosques que han sabido esquivar el barniz y onduladas calles de arena. La exclusividad es un rasgo insoslayable del balneario que explica, en parte, la deliberada conservación de su aspecto indómito, a la vez que lo contradice plasmándose en mansiones de un lujo cuya desmesura relega la naturaleza a mero escenario.
La casa Fresno, proyectada sin audacias aparentes, desecha lo sensacional fundiendo propósito y estética con una claridad integral.
Claridad se refiere no sólo al efecto que causa la luz al iluminar los espacios, sino también a la capacidad de percibir, entender y expresar con facilidad una idea: en este caso la de “residencia de verano”.
En Fresno, la demanda de los clientes fue específica y flexible a la vez, y la respuesta de los arquitectos Felix Raspall y Federico Papandrea, limpia y elegante: con sencillez, la casa ocupa 135 m² que parecen muchos más gracias a la inteligencia funcional del diseño y al filtrado del bosque al interior de la casa.


El terreno con el que comulga es empinado y se adorna con árboles que ni los dueños pensaron en talar. Así, la casa acata el peso del lugar y toma al mismo tiempo lo mejor de él: se ubica en un claro casi al fondo, en relación perpendicular a la pendiente del predio, obteniendo a cambio de su amable integración una luz oblicua que todo lo transforma. 
Moderna hasta lo indecible, la preeminencia del vidrio en su fachada hace de ella una retícula que determina o propone una imagen del bosque. Sus formas geométricas simples y el juego de volúmenes resaltan gracias a la alternancia bien dosificada de los otros dos materiales principales: el hormigón desnudo y la mampostería revocada en blanco que le otorga ligereza.
Fieles a la premisa de la sencillez, la distribución de los ambientes es la de costumbre: en la planta baja los destinados a un uso más social: estar, comedor, cocina y estudio se expanden, gracias a las membranas de vidrio cuya ingravidez sustituye la rotunda materialidad de las  paredes, al deck, a la piscina y al patio trasero. Un quincho semicubierto de doble altura con parrilla completa el área, y en  virtud de los esfuerzos arquitectónicos dirigidos a neutralizar la frontera entre exteriores e interiores, gana la misma jerarquía que cualquiera de las estancias internas de la planta. Arriba, simplemente tres dormitorios con salida a un balcón terraza.

La relación entre el adentro y el afuera y los espacios de la casa por un lado, y la de la casa con su entorno por otro, es de absoluta continuidad y comunicación. Si la implantación y la transparencia del vidrio se suman a la discreción del diseño para establecer con el lugar un vínculo sin rispideces; en el interior, el lustroso piso de mosaico blanco encadenado con los cielorrasos y las escasas paredes en idéntico tono son los medios de una economía que derrocha eficiencia, puestos al servicio del mismo fin. Con ellos colaboran los componentes de madera –sobre todo la puerta, el deck, las tablas de la escalera y alguna viga- y la carpintería de aluminio.
En armonía con la casa y las ideas sobre la que parece apoyarse tan firmemente como sobre el terreno, los muebles se reducen a lo mínimo indispensable y tributan a las creaciones de los grandes diseñadores que hace tiempo podemos identificar como grandes clásicos de lo moderno.
Así, en la gran caja blanca y transparente de la planta baja vemos en el sector comedor una mesa ovalada “Saarinen Dining Table” en madera, de Eero Saarinen, acompañada por la famosa silla “Serie 7” de Arne Jacobsen; en el estar, la oblonga mesita de vidrio que se destaca junto al sofá de líneas rectas es una réplica del modelo más famoso del diseñador y escultor Noguchi y la chaise longue que invita a descansar junto a la ventana homenajea a la LC4 de Le Corbusier.
La iluminación artificial es, en su mayor parte, empotrada. La luz natural y el paisaje se incorporan logrando que lo que podría ser sensación de vacío se transforme en agradable sensación de espacialidad.
Claridad conceptual, claridad de metas y la consiguiente claridad de diseño dan como resultado esta grata claridad integral.•


Texto: María Soledad Franco
Fotos: Gustavo Sosa Pinilla

[ INFORMACIÓN ]
Tipo de proyecto: Vivienda unifamiliar
Ubicación: Cariló, Pcia. Bs. As.
Superficie Cubierta: 135 m²
Superficie total: 230 m²
Año de construcción: 2012

[ PROYECTO Y DIRECCIÓN]
Arq. Felix Raspall, Arq. Federico Papandrea
(011)15.66373356 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
(011)15.40826129 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Estructura: Roberto Alfie
Construcción: Nicolas Brecic

 

Solari_300

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalWhatsApp
+54.0221.463-5641
La Plata, Buenos Aires, Argentina